jueves, 3 de septiembre de 2015

El Componente Pragmático. Instrumentos estandarizados.







Resumen:
El propósito de esta revisión fué reunir la evidencia disponible en bases de datos científicas respecto a las metodologías de evaluación del componente pragmático del lenguaje existentes y que den cuenta de los enfoques de acto de habla y hecho comunicativo. Métodos: Este estudio corresponde a la metodología de revisión sistemática Cochrane, incluyendo ensayos controlados y no controlados que emplearan la evaluación pragmática del lenguaje en niños de 0 a 5 años y 11 meses de edad o el uso de protocolos e instrumentos de evaluación del componente pragmático. Se realizó la búsqueda en bases de datos cientificas y no científicas y en fuentes adicionales de ensayos publicados. Resultados: Se encontró un total de 92 estudios de acuerdo a los criterios establecidos, de los cuales 54 fueron incluidos. Se realizó un inventario de las metodologías disponibles, describiendo sus propiedades, aspectos a evaluar y edades de aplicación. Análisis: Dentro de las metodologías encontradas, no existe una que logre contener o dar cuenta de la evaluación de los aspectos ilocutivos, perlocutivos y locutivos y del desempeño comunicativo de acuerdo a los roles asignados dentro de la comunicación, lo cual dificulta el abordaje de la teoría de los actos de habla en la evaluación del lenguaje, limitando la dinámica natural del lenguaje en el plano discursivo. Conclusiones: Los estudios revisados hasta aquí hacen referencia a categorías y sistemas de evaluación de la pragmática poco homogéneos. Palabras claves: Evaluación, Comunicación, Protocolo, Lenguaje Infantil. 

Metodologías de Evaluación Fonoaudiológica del Componente Pragmático del Lenguaje en Infantes Assessment on Methodologies of Phonoaudiological Pragmatic Language Components in Infants

Mabel Xiomara Mogollón Tolosa
Edwin Mauricio Portilla Portilla
Revista Signos Fónicos Vol 1 N° 1 
enero/ junio 2015

Dentro de las herramientas de evaluación sugeridas por los autores de los estudios incluidos, catalogadas como herramientas estandarizadas de evaluación, específicamente protocolos y baterías, se consideraron los siguientes:

• Protocolo pragmático de pruttting y Kirchner (3): El propósito principal es evaluar el lenguaje a partir de las teorías del acto de habla, dando cuenta la organización de sus parámetros; entre ellos actos de emisión, actos proposicionales, ilocutivos y actos perlocutivos. Este permite determinar cuáles son las habilidades comunicativas e interactivas que un sujeto maneja en las distintas situaciones comunicativas espontáneas en las que él participa regularmente. Su uso permite establecer un pronóstico respecto a la condición futura del Sujeto. Es una prueba destinada a evaluar las categorías presentes en el sujeto atendiendo a los actos de habla como unidad básica de análisis. Es un protocolo que se utiliza para valorar tanto a adultos como a niños, puesto que las categorías que utiliza son básicas y se adquieren en edad escolar. Considerado uno de los trabajos fundacionales de la pragmática clínica. La edad de aplicación del test es de 4 a 6 años de edad.
• Bloc-S-R: Bloc Screen (4): Su objetivo es detectar problemas de lenguaje en los cuatro componentes, sin aplicar la prueba completa del (BLOC-C). La edad de aplicación del test es de 5 a 14 años de edad. 
• Bishop Childrens communication checklist (5): Fue desarrollado para evaluar los aspectos de deterioro comunicativo que no son valorados adecuadamente por pruebas contemporáneas de lenguaje estandarizado. Su uso es predominante en alteraciones pragmáticas, aunque incluye también otros aspectos cualitativos del habla y el lenguaje. Contiene cuestionarios dirigidos a personas próximas al sujeto evaluado. La edad de aplicación del test es de 4 a 16 años de edad. 
• Valoración del componente pragmático a partir de datos orales (6): Busca describir los niveles comunicativos básicos en los que cabe identificar fallos pragmáticos desde una valoración inicial, a fin de incorporar la consideración de tales déficits en el diseño de la futura intervención logopé- dica. La edad de aplicación del test es de 3 a 5 años de edad. 
• Test of Pragmatic Skills (7): Busca evaluar la intención de conversación a través de una variedad de categorías. Las reacciones de los niños se codifican en una escala de 6 niveles que comprende estas posibilidades: ausencia de respuesta, respuesta contextualmente inapropiada, propiedad contextual sólo en lo no verbal, respuesta apropiada pero de una sola palabra, respuesta apropiada de elaboración mínima (dos o tres palabras), y respuesta apropiada de elaboración plena (más de tres palabras). La edad de aplicación del test es de 3 a 8 años 11 meses de edad. 
• Evaluación del lenguaje Infantil (8): Evalúa el lenguaje e identifica alumnos con necesidades educativas especiales derivadas de dificultades en el lenguaje. La edad de aplicación del test es de 3 a 6 años de edad. 
• ICRA-A (9): Investigación de la Competencia Comunicativa para la Realización de Actos de Habla (Abraham y Brenca 2002, 2005, 2007, 2009 y 2013). Esta batería fue diseñana para evaluar sistemáticamente el aspecto pragmático del lenguaje infantil en el marco de la evaluación neurolingüística. Busca aportar instrumentos y lineamientos conceptuales pragmáticos específicos para la disciplina fonoaudiológica, con el fin de obtener mayor precisión en el análisis del lenguaje en niños con dificultades en la competencia comunicativa y, de este modo, obtener una orientación más clara para el diagnóstico diferencial y el consecuente tratamiento. La edad de aplicación del test es de 2 a 4 años de edad. 
• Perfil de Comunicación Funcional de Edimburgo NEFCP Edimburgh Functional Communication Profile (10): Incorpora siete categorías de respuesta a aplicar en el lenguaje hablado, los gestos, la expresión facial, las expresiones paralingüísticas y el lenguaje escrito, en seis contextos comunicativos (agradecer, confirmar la comprensión del mensaje, responder, pedir, iniciar la comunicación, y si es aplicable, resolver problemas verbales). • Profile of Communicative Appropiateness (PCA) (11). Este perfil es una prueba de valoración de tipo cualitativo que valora la efectividad comunicativa del paciente. Revista Signos Fónicos Vol 1 N° 1 enero/ junio 2015 128
• Pragmatics Screening Test, de P. Prinz y F. Weiner (12): Incluye la evaluación de las habilidades de los niños para asumir perspectiva de oyente, su dominio del discurso conversacional y narrativo. Además, se incorpora también la información de un observador, el maestro del niño, que valora su conducta verbal general. 
• PPECS (The Pragmatics Profile of Early Communication Skills, Hazel Dewart y Susie Summers). (13) Se basa en un cuestionario sobre la conducta verbal infantil, que se administra a los padres u otros cuidadores. 
• ALICC (Analysis of Language-Impaired Children’s Conversation). (14) no es exactamente una batería de tests, sino una propuesta de análisis de datos reales donde se cuantifican ciertos aspectos de la conducta verbal infantil (hablantes con retraso de lenguaje), y se describen ciertos usos inadecuados 
• Test de Cuantificación de Conductas Conversacionales (CCC) de Crockford-Lesser y Perkins (15): Es un método práctico porque permite sacar conclusiones mediante el estudio de un número mínimo de conversaciones y precisa las áreas donde se debe mejorar la comunicación entre el paciente y sus interlocutores. 
• Guía de evaluación informal de Miller y Paul (16): Permite el análisis pragmático de la conversación. El cual es aplicable en la edad infantil. – Comprensión de rutinas familiares ( -18 meses). Actividades de referencia conjunta (8 meses en adelante). Turnos de habla en el discurso (24-36 meses). Comprensión de la intención ilocutiva (24-36 meses). Proporcionar respuestas contingentes (24-36 meses). Condiciones de sinceridad (3-5 años). Reconocimiento de preguntad de cortesía (3-5 años). Hacer inferencias en el discurso (3-5 años). Reconocimiento de estilos de habla adecuados (5-12 años). 
Estas herramientas estandarizadas permiten evaluar la pragmática textual, la pragmática interactiva, la pragmática enunciativa, actos de habla posicionales y elocutivos, habilidad pragmática general, habilidad pragmática específica, habilidad pragmática de base gramatical, funciones comunicativas, pragmática verbal y no verbal, producción lingüística y competencias comunicativas permitiendo abarcar todos los aspectos determinantes del proceso de comunicación, específicamente en el uso del lenguaje. Sin duda alguna, se pueden precisar una multiplicidad de herramientas que ofrecen una gran variedad de opciones y que permiten a los evaluadores analizar todos los aspectos enmarcados en los actos comunicativos. De acuerdo a la población seleccionada para el proceso y a los objetivos de la evaluación, se elegirá el protocolo o batería más propicio y consecuente dirigida a la población infantil.

• La evaluación de los componentes del lenguaje demandan del profesional en fonoaudiología, una preparación especializada en este campo, la misma que debe incluir el estudio profundo de los fundamentos del lenguaje y el entrenamiento en el manejo de técnicas e instrumentos especialmente diseñados para esta área. 
• A partir del uso y aplicación de herramientas estandarizadas de evaluación se pueden identificar aspectos importantes e influyentes en el acto comunicativo, de esta forma se logrará determinar en qué elementos se está fallando y cuales han sido fortalecidos mediante la interacción comunicativa.
 • El análisis de información registrada en las diferentes bases científicas permite la actualización de conceptos y el uso de nuevas herramientas de evaluación, lo que llevará al desarrollo de un proceso adecuado e indicado. 
• Las evoluciones sobre la evaluación del componente pragmático han permitido que día a día se especifiquen herramientas que permitan determinar las características específicas de dichos aspectos. • Una vez realizada la búsqueda sistemática y la categorización de los estudios con base en los criterios de selección, se deduce que pese haber encontrado información relevante para el sustento de evaluación pragmática, es limitada la cantidad de estudios metodológicos que se relacionan directamente con la evaluación pragmática en infantes, especialmente para el habla hispana.


No hay comentarios: