sábado, 12 de mayo de 2012

Comunicación y Autismo


Comunicación y Autismo
Las señales no verbales nos ayudan a superar las barreras del lenguaje, pero con frecuencia están llenas de  matices culturales. Cabecear, por ejemplo, puede significar “si” o “no. Lo que parece un amistoso gesto de pulgares para un estadounidense, puede insultar a un afgano en los países mediterráneos, los abrazos o besos son una forma normal de saludo público, mientras que en Japón este contacto físico cercano resultaría ofensivo. Los psicólogos señalan que el contexto social es crucial-quien hace el gesto, como y en que situación-y las definiciones generalizadas solo pueden aplicarse en entornos multiculturales hasta cierto punto. Ante la duda, lo mejor es dejar las manos quietas.-Amanda Fiegl.
Pues entonces, si consideramos que justamente en estas áreas es donde mayor dificultad presenta una persona con TEA, imitación (habilidad esencial para aprender lengua de señas), comprender el contexto social y generalizar, seria entonces una estrategia un tanto inadecuada para enseñarles a comunicarse. Sin embargo, una imagen es genérica, no da para interpretaciones y es comprendida en todos los contextos sociales. Por lo tanto, un aprendizaje que se sustente en imágenes, estaría trabajando sobre aquel aspecto que tiene mas desarrollada la persona con Autismo, el canal visual.
Lilia Siervo Briones


No hay comentarios: