jueves, 21 de mayo de 2015

¿Y LA VIDA ADULTA DENTRO DE LA UNIVERSIDAD?
   Por Lilia Siervo Briones, Educadora Diferencial                                         




“Soñar… siempre hemos soñado los seres humanos. Sueños de amor, de gloria, de esperanza, de futuro” Tamarit, J. (2011).

En la universidad, se debieran dar distintos procesos evolutivos,  tanto en lo social, político y cultural. Esto, con el objetivo de que el alumno experimente diferentes motivaciones al estar inmerso en este universo, en donde podrá crecer, desarrollarse y adquirir nuevas habilidades; desarrollándose no solo en el saber, sino que también en el ser, logrando un desarrollo intelectual, ético y cultural.


Según este contexto, la universidad,  ¿logra acoger a todo tipo de estudiante? ¿Es lo suficiente inclusiva? , consecuentemente a sus principios valóricos,  éticos  y morales ¿permite integrar a aquellos alumnos con capacidades diferentes? Afirmando,  que las personas con discapacidad tienen los mismos derechos que cualquier estudiante Universitario, ¿por qué?, por derecho y empoderamiento.
Existe una responsabilidad ética y moral de acompañar en los constantes desafíos que se enfrentan  nuestros alumnos más vulnerables, transformarnos verdaderamente en un “universo” humanizado.
La Universidad tiene el compromiso de centrar su atención en cada uno de sus estudiantes, considerando que estos serán  los  futuros transformadores de la sociedad, por lo cual, será fundamental dotarlos  de herramientas que les permita  interactuar armónicamente con sus pares, procurando la construcción de valores con el fin de formar  profesionales íntegros, con una responsabilidad comprometida con la igualdad, solidaridad y equidad. Con el fin de construir una sociedad más equitativa.

No hay comentarios: