lunes, 13 de julio de 2015

Hemos sido Diagnosticados...ahora que?




Por Lilia Siervo Briones, Educadora Diferencial
La familia que ha recibido la noticia del diagnóstico de su hijo o hija pasa por distintos estado emocionales, tales como la incredulidad (por lo general tienden a deambular de especialista en especialista esperando rectificar el diagnóstico reciente), negación, impacto (muchos padres demoran más tiempo en reaccionar frente a la noticia tras el diagnóstico) o duelo (por la "perdida" del niño que habían soñado)…los estados son variados; pero sea cuales fueran, será transcendental comenzar a trabajar pronto. La decisión de los padres será determinante para el futuro de ese niño o niña con la Condición del Espectro del Autismo, para lo cual, el equipo de profesionales ejercerá un rol fundamental, no solo durante este camino que recién comienza, sino que, en la mayoría de los casos, durante todo el ciclo vital de la persona.
Pero la gran pregunta recién comienza… ¿Qué hago ahora, que es lo más adecuado para mi hija o hijo? Para muchos padres, estas son interrogante que van a surgir a lo largo de todo este camino, porque probablemente, lo que sea adecuado en las edades más tempranas, no necesariamente será lo más adecuado en la adolescencia o en la adultez. Sin embargo, la respuesta tiene relación respecto a lo que se espera de nuestro niño o niña con Autismo en su etapa adulta, cuales son nuestros sueños para él o ella y que apoyos precisaremos para que su vida sea lo más plena posible.
El medio para lograr este objetivo, sin duda tiene relación no solo con el empoderamiento de los padres, sino que además, con la modalidad educativa por la cual se opte.  Pero dentro de este mercado (variado por lo demás) ¿Cuál  modalidad es más adecuada?, lo más importante, será asesorarse por un equipo profesional con experiencia demostrable en el trabajo con personas con la Condición del Espectro del Autismo. Por otro lado, el programa de acción debe ser lo suficientemente individualizada, contemplando desde un primer momento las necesidades. de la familia. Los padres deben poder elegir y decidir respecto a su propio hijo o hija.


Lilia Siervo
Educadora Diferencial

No hay comentarios: