miércoles, 28 de agosto de 2013

FALLO EN LA INTERACCIÓN

Fallo en la interacción
Un bebé no llega al mundo con un manual de instrucciones porque criar a un hijo es natural, intuitivamente las personas sabemos ser padres.
Cuando tratas con padres de niños con un trastorno del espectro del autismo y empiezas a hacer preguntas clave sobre su desarrollo comunicativo y social, te encuentras inevitablemente con respuestas huecas y una sensación que tiñe a las personas que rodean al niño.
El bebé con autismo no desarrollla conductas comunicativas típicas o de calidad, como explicamos en una entrada anterior “Comunicar es más que hablar”, esto crea una sensación de incapacidad en la crianza, de frustración y cierta culpabilidad. 
Amas y cuidas a tu hijo pero no consigues complicidad en sus sonrisas, no sabes cómo entretenerlo y no puedes calmarlo cuando llora. Con información y algo de tiempo, volverán estos recuerdos y los padres podrán ponerle palabras a esta sensación: el fallo en la interacción.
“No atendía a su nombre, nunca se asustaba, no se contagiaba del lloro o de la risa de los demás y no le interesaban los niños.
 Cuando empezó a andar bien, empezaron las carreras sin rumbo por el parque.
 Faltaba además la emoción en su manera de ser. Había algo que me  inquietaba especialmente, un día le dije a mi hermana
 “es que Manuel no es cariñoso conmigo”, yo no sabía muy bien por qué decía eso pero mi hermana lo entendió perfectamente. 
Ahora sé que no lo podía expresar, que empezaba ahí 
nuestra carrera de por vida para romper las barreras de la comunicación.
 Yo comenzaba a sentir el fallo en la interacción.” Olga Lalín.




http://afrontandoelautismoconsensibilidad.wordpress.com/2012/11/21/fallo-en-la-interaccion/

No hay comentarios: